VERDORAMA2012_LOGO
FacebookTwitterGoogle+

¿Qué es consumo responsable?
Consumo responsable

Consumo responsable es el tomar decisiones de compra basadas en consideraciones sociales -derechos humanos- y ambientales -protección del medio-, además de la calidad y el precio.

¿Qué es consumo responsable? Vivimos en una sociedad que favorece el consumismo. Nos hemos acostumbrado a usar y tirar. La publicidad nos bombardea con anuncios cuyo objetivo es hacernos engranajes de un sistema que reduce a las personas al papel de consumidores sumisos.

En contraposición, este concepto -defendido por organizaciones ecológicas, sociales y políticas- considera que los seres humanos deben cambiar sus hábitos de consumo, ajustándolos a sus necesidades reales y a las del planeta, y escogiendo opciones que favorezcan el progreso social y la protección del ambiente.

Algunas de las posiciones a tener en cuenta en el consumo responsable son:

  • Considerar el impacto ambiental de los productos que compramos, valorando los procesos de producción, transporte, distribución y consumo, as{i como los residuos que deja.
  • Determinar la huella ecológica que producen determinados estilos de vida y de consumismo.
  • Determinar empresas, productos y servicios, que respeten el ambiente y los derechos humanos.
  • Asegurar la calidad de lo comprado.
El concepto de consumo responsable es muy amplio, pero lo vamos a sintetizar en tres bloques:

  1. Un Consumo Ético, en el que se introduzcan valores como una variante importante a la hora de consumir o de optar por un producto. Hacemos especial énfasis en la austeridad como un valor en relación con la reducción para un consumo ecológico, pero también frente al crecimiento económico desenfrenado y al consumismo como forma de alcanzar el bienestar y la felicidad.
  2. Un Consumo Ecológico, que incluye, por este orden, las famosas "3 Rs" del movimiento ecologista: Reducir, Reutilizar y Reciclar, pero en el que también se incluyen elementos tan imprescindibles como la agricultura y ganadería ecológicas, la opción por la producción artesana, etc.
  3. Un Consumo Social o Solidario, en el que entraría también el comercio justo, es decir, el consumo en lo que se refiere a las relaciones sociales y condiciones laborales en las que se ha elaborado un producto o producido un servicio. Se trata de pagar lo justo por el trabajo realizado, tanto a gentes de otros países como a las más cercanas, en nuestro ámbito local; se trata de eliminar la discriminación, ya sea a causa del color de la piel o por diferente origen, o por razón de género o religión; se trata de potenciar alternativas sociales y de integración y de procurar un nuevo orden económico internacional.

  ...